Diferencias entre el Design Research y el Market Research

En Dothink Lab., siempre hablamos de la importancia de poner al usuario en el centro de tu proyecto, como exige el enfoque de Design Thinking. Para ello es necesaria una investigación profunda, a través de la cual nos sumergimos en la realidad de los gustos del usuario, de sus miedos, dolores y necesidades. De eso se trata el Design Research, de usar herramientas de Design Thinking para tratar de extraer información sobre los usuarios fuera de la intuición del diseñador o desarrollador.

Primero, nos gustaría aclarar la diferencia entre el Design Research y el Market Research ya que a menudo se confunden. La investigación de mercadose basa en analizar datos macro y métodos teóricos de naturaleza financiera. De esta forma se pueden identificar nichos de mercado con oportunidades de negocio.

En cambio, el Design Research o la investigación de diseño, se utiliza para recopilar evidencia o refutar nuestras creencias sobre nuestros usuarios. Su objetivo es obtener una comprensión profunda de sus problemas y necesidades, sacar conclusiones de sus experiencias vividas y crear productos y servicios que les aporten un valor real.

“El éxito de un producto o servicio en el mercado se garantiza cuando este aporta valor a los usuarios”

¿En qué consiste un Design Research?

Para llevar a cabo un Design Research realizaremos los siguientes pasos:

1. Definir el contexto y entorno del usuario. 

Los métodos utilizados en el Design Research se basan en principios antropológicos y etnográficos que definen las necesidades y comportamientos de los humanos. Cuando se lanza una encuesta centrada en el usuario, a menudo se usa primero una herramienta de encuesta de campo como Safari, Field Visit o Ethnography para ayudar a identificar los factores en el entorno del usuario que pueden modular sus impresiones y comportamiento.

2. Entrevistas con los usuarios.

Podría considerarse la fase más importante del Design Research, ya que en este punto realizaremos entrevistas a los usuarios. Los diseñadores deben estar bien informados sobre la investigación, por lo que deben dirigir o al menos participar en las entrevistas. Un simple informe o documento no es suficiente, pero frente al usuario directamente, el diseñador captará las necesidades e insights y lo guiará para crear una experiencia que impresione al cliente.

La investigación de mercado usa muchos usuarios para sacar unos pocos insights, o descubrimientos. El design research, en cambio, consiste en hablar con poquitas pero eso nos ayuda a profundizar mucho más: sacando múltiples insights.

3. Alinear la investigación con los objetivos del negocio

El diseñador también debe conocer los objetivos específicos de la empresa relacionados con su diseño. Es muy frecuente asumir que el equipo de diseño es conocedor de los intereses y la visión de la empresa, pero esto no debe ser así. Debido a problemas burocráticos, la información puede pasar de persona a persona, diluirse o contaminarse. Cuando el proyecto finalmente llega al departamento de diseño de producto y servicios, los requisitos no están claros, por lo que el diseño final no estará a la altura de las expectativas.

4. Transformar toda la información en insights.

Una vez que se han recopilado los datos sin procesar y los insights, es hora de convertir todo esto en información. Existen herramientas de procesamiento y clasificación de la información para hacerla más accesible, como Key facts, Insight Cluster o 2×2 Matrix. Para capturar insights de forma visual se deben utilizar herramientas como Persona, Stakeholder Map, Mapa de empatía, etc. Con ellos tendremos una imagen clara de quién es nuestro usuario y qué piensa, ve, oye, siente y hace. En última instancia, estas ideas deben traducirse a un formato usable, es decir, estas cápsulas de información deben convertirse en conceptos de diseño. Para esta fase, en Thinkers Co., utilizamos la herramienta Design Challenge para pasar de un desafío a otro y enfocarnos en el ideal.

Beneficios del Design Research

Todas estas técnicas brindan resultados ricos en información y experiencias de usuario que brindan al equipo de diseño la base para un buen concepto.

Aun así, algunas empresas se saltan la etapa de investigación de diseño porque no creen que sea una buena inversión de recursos. Algunos de los mitos más comunes son que ya conocen a sus usuarios porque llevan mucho tiempo en la empresa, o creen que cualquiera puede ser su usuario.

“Cualquier usuario podría ser nuestro cliente. No podemos investigarlos a todos.”

Si bien un producto o servicio puede ser usado por multitud de clientes diferentes, a la hora de idearlo hay que tener en mente a un solo usuario, para el cuál estás creando la experiencia ideal, aunque posteriormente puedan surgir adaptaciones a otros arquetipos de usuario. Intentar abarcar a todo el mundo desde el inicio no es un objetivo válido, ya que al final el resultado no le aportará valor a nadie. Por tanto, recuerda, un único usuario puede ser representativo de una gran cantidad de clientes, que se pueden transformar en múltiples segmentos de marketing.

 

En resumen, como hemos visto, el Design Research produce resultados ricos y precisos en periodos cortos de tiempo. Los recursos que invirtamos en la investigación reducirán el número de futuros errores de diseño y por tanto serán necesarias menos iteraciones. Cuanto más conozcas al usuario, el producto o servicio que crees tendrá un mayor impacto y mejor recepción entre tus clientes, lo que se traduce en éxito para tu compañía.

 

Publicado el 23 de Septiembre de 2022

Otros posts

#DesignThinking

El contrato creativo

Después de una sesión de ideas con tu equipo o cliente, ¿cuántas veces has pensado que las personas estaban distraídas, o que las ideas que

Leer más