Mapas Mentales

“El potencial de la mente es infinito”

Hoy en día y más que nunca, es esencial comprender el funcionamiento del cerebro y aprender a dominar la mente, convirtiéndola en nuestra mejor aliada.

¿Alguna vez has utilizado mapas mentales?¿Sabes cuáles son sus beneficios? Desde la década de los 60, se conoce como una herramienta fundamental para el pensamiento ya que permite organizar y aterrizar las ideas y, en definitiva, agilizar los procesos de trabajo. 

Cuando se crean Mapas Mentales, el cerebro no piensa de forma lineal como un ordenador, sino que lo hace de forma multilateral. Las ramas principales crecen hacia afuera, para derivar en ramas secundarias que contienen nuevas ideas en función del pensamiento. Es decir, funciona al igual que nuestro cerebro, todas las ideas están conectadas entre sí. 

Los grandes genios de la historia ya pensaban de forma multilateral, contaban con aptitudes que les permitían conectar el poder del cerebro con sus propios recursos. Son facultades que les permitieron ver más allá y conseguir grandes metas, pero que están al alcance de todos. ¿Acaso no crees que tú también eres capaz de ser un visionario? 

Algunas de las capacidades lograrlo son: 

  • Visión: la llama que nos guía hacia una meta clara y precisa para conseguir aquello que perseguimos en la vida.
  • Deseo: la pasión y el entusiasmo para realizar tu visión y tus metas. 
  • Planificar: implica tener un foco claro, unos pasos concretos a seguir en la consecución de tu meta.
  • Conocimiento del tema: conocer, investigar y profundizar en aquellos ámbitos en los que te quieras desarrollar. 
  • Cultivo de la mente: comprender e integrar el funcionamiento del cerebro, cuáles son las claves del aprendizaje y las principales habilidades de pensamiento. 

Párate a pensar por un momento en un inventor, en un fabricante o en un hombre de negocios. Seguro que te resulta fácil imaginarles escribiendo apuntes desordenados o haciendo múltiples garabatos, muchos de ellos han sido criticados por hacerlo. Sin embargo, ellos son los grandes pensadores, los que utilizan todas sus habilidades para plasmar sus ideas en Mapas Mentales. 

Ya has aprendido que el cerebro funciona como nuestro sistema nervioso, es decir, como las ramas de un árbol. Por eso, el Mapa Mental es la herramienta más eficiente para reflejar sobre el papel el mundo de las ideas. Imita las conexiones de nuestras neuronas, y por tanto refleja la forma en la que los seres humanos estamos creados y conectados. 

“Es una representación gráfica del pensamiento irradiante, proceso mediante el cual el cerebro humano piensa y genera ideas”

Características del Mapa Mental: 

  • Se utiliza una imagen o palabra central para plasmar la idea principal.
  • Se crean ramas que salen de dicha imagen. Primero, estas se dividen en las ideas principales que surgen de la idea central. Después, surgen nuevas ramificaciones para las ideas secundarias. 
  • Se emplea una imagen o palabra principal para cada rama. 

Atrévete a hacer un mapa mental visualmente atractivo, no tengas miedo en llenarlo de imágenes, colores, símbolos, palabras o incluso diferentes dimensiones. Los mejores resultados llegan cuanto más creativos somos. Incrementa nuestra libertad mental, pero es importante no confundir libertad con caos. 

Técnicas y directrices para crear Mapas Mentales: 

Énfasis: es un factor que mejora la memoria y la creatividad, las técnicas utilizadas para el énfasis se pueden usar para la asociación y viceversa. 

  • Utiliza siempre una imagen central, el cerebro se concentrará de forma automática.
  • Utiliza la sinestesia: la fusión de los sentidos físicos, incluir palabras o imágenes que tengan relación con cualquiera de los cinco sentidos.
  • Utiliza el movimiento, es una poderosa técnica mnemotécnica.
  • Varía el tamaño de las letras, las líneas y las imágenes, es una buena manera de indicar la importancia de cada elemento.

Asociación: es un factor clave para mejorar la memoria y la creatividad, el cerebro da sentido a nuestra experiencia física por medio de la asociación.

  • Utiliza flechas para hacer conexiones dentro de una misma rama o entre ramas.
  • Utiliza colores para realzar áreas específicas del mapa mental.
  • Utiliza códigos que refuercen la jerarquización (símbolos, formas e imágenes).

Claridad: es un factor que facilita el pensamiento asociativo y la capacidad del cerebro para recordar.

  • Utiliza solo una palabra clave en cada rama, ya que aporta libertad de asociación.
  • La longitud de la línea tiene que ser equivalente a la longitud de la palabra, para ahorrar espacio y facilitar la asociación.
  • Líneas de conexión: pueden ser flechas, curvas, o cualquier forma que tengas presente en el cerebro, te ayudará a conectar tus pensamientos.

Estos son algunos de los tips más útiles para avanzar en el proceso creativo y hacer tus primeros mapas mentales, logrando establecer conexiones y poniendo orden a tus ideas y pensamientos. 

Es habitual no lograr un Mapa Mental definitivo a la primera, sino que se van haciendo borradores hasta que finalmente se consigue elaborar uno consolidado y maduro. Ya conoces múltiples directrices para hacer un buen Mapa Mental, pero es imprescindible que tenga tu propio sello, que refleje tu personalidad y tus talentos. 

Los mapas Mentales artísticos:

Los Mapas Mentales son un reflejo de nuestra personalidad artística y creativa. Cuanto más tuyo lo hagas, más rápido mejorarán tus habilidades de percepción visual y artística. Conseguirás retarte a ti mismo y ganar confianza, ejercitando el pensamiento creativo aportando tu propio estilo personal. 

Desarrollar un Mapa Mental artístico suele llevar más tiempo que uno común, ya que implica conectar con nuestro yo más creativo. Es útil inspirarse en otros artistas, o incluso en libros, galerías de arte…

“Como un músculo cualquiera, para que el cerebro humano sea poderoso necesita entrenamiento. El Mapa Mental le proporciona el ejercicio perfecto para potenciar las habilidades del pensamiento, la creatividad y la memoria. Como sucede con todo entrenamiento, cuanto más entrenas, mejor lo haces” – Tony Buzan 

Aplicaciones fundamentales: 

¿Cuáles son las aplicaciones fundamentales de los Mapas Mentales? Memoria, creatividad, toma de decisiones y organizar las ideas de los demás. Los Mapas Mentales surgieron como herramienta para entrenar y mejorar la memoria, sin embargo, también se pueden aplicar a muchos otros aspectos de la vida. 

 

  • Mapas Mentales para la memoria: sirven para trabajar los músculos de la memoria. Antiguamente, se utilizaba la imaginación y la asociación como activadores de la memoria. Hoy en día, ambos se utilizan en esta herramienta para que la información sea más fácil de recordar.  En primer lugar, porque los datos permanecen siempre a la vista, ya que un Mapa Mental no ocupa más de una página. En segundo lugar, llama la atención y la información está condensada. El color, la forma o la estructura son otros de los potenciadores de la memoria. 
  • Mapas Mentales para el pensamiento creativo: los Mapas Mentales son muy útiles para fomentar el pensamiento creativo gracias a los distintos colores, formas y volúmenes. Ofrece la posibilidad de crear nuevos marcos conceptuales, planificar de forma creativa y, sobre todo, explorar todas las posibilidades creativas de un tema. Facilita dar rienda suelta al pensamiento a través de ideas espontáneas, por lo que es una herramienta que ayuda a impulsar la creatividad. 

 

  • Mapas Mentales para la toma de decisiones: incluso para valorar distintas opciones antes de tomar una decisión, es un instrumento de gran utilidad. Ya sea para tomar decisiones sencillas o más complejas, estableciendo tus necesidades, deseos, prioridades y limitaciones, obtendrás una visión más clara de los temas en cuestión. Te ayudará a centrarte en los elementos claves a tener en cuenta antes de decidirte, y podrás valorar factores opuestos.

 

  • Mapas Mentales para organizar las ideas de otras personas: el método tradicional para coger ideas de otras personas, por ejemplo en conferencias, cursos o presentaciones, suele ser tomar apuntes lineales. En cambio, los Mapas Mentales es una forma inusual pero eficaz de tomar apuntes. De esta forma, se establecen conexiones de lo que es importante y lo que no al instante, y ayuda mucho más a recordar la información. 

“El software para la cartografía de Mapas Mentales también se puede utilizar como pizarra en blanco digital para conectar y sintetizar ideas y datos, y en última instancia para crear conocimiento nuevo…y modelos mentales que ayuden a las personas a extraer y evaluar el valor de toda esa información”  – Bill Gates, “The Road Ahead”

Mapas mentales para la vida, el estudio y el trabajo:

Dicen que cuantos más mapas mentales haces, más quieres hacer. Quizás alguna vez te has planteado que es una herramienta valiosa para tus estudios o para tu trabajo, pero la realidad es que también lo es para tu vida. No solo los podrás utilizar para evaluar metas o llevar a cabo una elaborada investigación, sino también para hacer cualquier plan, dirigirte a un equipo de trabajo, hablar en público o repasar para un examen. 

Mapas mentales para el autoanálisis: 

Ya sea para autoconocerte y comprenderte, o para fijarte metas (inmediatas o a largo plazo), utilizar los Mapas Mentales supondrá un progreso en tu vida. Te dará una visión tanto global como individual que te servirá de guía para dar tus propios pasos y tomar decisiones en base a los posibles problemas y oportunidades. 

Se divide en tres etapas: 

  • El Mapa Mental de ráfaga de ideas espontáneas: dibujar una idea o imagen central que transmita tu idea o el concepto actual que tienes de ti mismo o de la situación que estás viviendo. A continuación, deja que fluyan ideas espontáneas, emociones, pensamientos etc
  • Reconstrucción y revisión: selecciona las ideas y ordénalas según tu historia personal (pasado, presente y futuro), puntos fuertes y débiles, lo que te gusta y lo que no…Además, es importante que tu Mapa Mental sea artístico, ya que será el reflejo externo de tu estado interno. 
  • Reflexión: una vez hayas completado el Mapa Mental, dedica tiempo a revisarlo, pues supone observar aquellos patrones que has ido repitiendo en tu vida, cosas que te han gustado o cosas que no…Lo importante es que te sirva para adentrarte más en ti mismo, y a ser posible a tomar decisiones. 

El beneficio de los Mapas Mentales aplicados a uno mismo es que te ayudan a equilibrar el trabajo con la vida privada porque te ayudan a identificar cuál es el problema. Una vez esté identificado, es más fácil resolver no solo el asunto en cuestión sino también quizás conflictos que hayan podido surgir en tus relaciones con personas de tu alrededor. 

Puede ser que en ocasiones estés confundido respecto a cuál es tu problema, pues tal vez no sea el concepto que has colocado en el centro. Si una misma palabra aparece en varias ocasiones diferentes, es probable que sea ese el problema. En ese caso, puedes empezar un nuevo Mapa Mental con el nuevo concepto clave y continuar como se ha explicado en párrafos anteriores. 

Agenda Mapa Mental: 

Imagínate cómo sería administrar tu tiempo en función de tus necesidades y deseos, en lugar de que sea a la inversa. Podemos utilizar los Mapas Mentales para abarcar de golpe el pasado y el futuro, organizando y planificando tu vida de forma eficaz, sería como algo así como “ir al cine” a ver la película de tu vida. 

Al fin y al cabo, lo que conocemos como agendas tradicionales nos obligan a limitarnos al tiempo lineal. Sin embargo, utilizar esta herramienta como planificador de tu vida te incita a usarla, ya que resulta mucho más atractiva que una convencional. 

  • Los principios de la agenda Mapa Mental
  • El plan anual: consiste en una visión general de los eventos más importantes del año. Empieza con una imagen central, y el resto de ideas se organizan según los doce meses del año. Es muy práctico para planificar algo que requiere de colaboración de los demás, o simplemente para tener a golpe de vista el año que tienes por delante. 
  • El plan mensual: es la versión ampliada de los meses que aparecen en el plan anual, las ramas principales son habitualmente las cuatro semanas del mes, mientras que las ramas secundarias son los “días reservados” para realizar las tareas más importantes. 
  • El plan semanal: las agendas semanales se utilizan para actividades que requieran de cierta disciplina, como pueden ser dietas o, programas de entrenamiento. Las ramas principales son los siete días de la semana, y en cada día están incluidas las tareas más importantes y las horas a las que se tienen que realizar. 
  • El plan diario: la agenda diaria son las 24 horas del reloj. Se aplican las mismas normas que para las agendas mencionadas anteriormente. Se pueden hacer tantas ramas principales como quieras dependiendo del asunto en cuestión, aunque una división habitual suele ser hacer cinco ramas gruesas principales: mañana, almuerzo, después de comer, tarde y varios. 

Utilizar los Mapas Mentales para tus planes diarios, semanales, mensuales o incluso anuales es una nueva forma de observar tendencias generales y revisar cualquier periodo de tu vida poniendo orden a tus prioridades.

Mapas Mentales para técnicas de estudio: 

Los Mapas Mentales también pueden transformar la relación de una persona con el estudio, y lo más importante, los resultados y la satisfacción que obtendrá de ello. Ya sea para escribir ensayos, hacer exámenes o terminar informes o proyectos, es una herramienta que te ayudará a conseguir lo que quizás jamás has podido llegar a imaginar. 

Se utilizan como técnica de estudio porque al caber en una sola página, reducen por ende el tiempo que se necesita para preparar el trabajo, a la vez que ofrece una visión global. Además, no solo dispones del material externo (ideas de un libro o de una clase), sino que tienes la posibilidad de plasmar tus propios pensamientos. Por tanto, se relacionan directamente con los conocimientos adquiridos. En definitiva, el estudio adopta una forma revolucionaria y más satisfactoria para el alumno, ya que se involucra directamente a la vez que dispone de material visualmente atractivo. 

 

Cómo crear Mapa Mental de un ensayo 

 

  • Dibuja el tema de tu redacción como imagen central.
  • Dibuja tus ideas básicas en las ramas principales, que partirán de la imagen central.
  • Añade con libertad cualquier ítem que te gustaría incluir.
  • Revisa que tu Mapa Mental tenga coherencia global.
  • Utiliza tu Mapa Mental como plantilla para escribir el primer borrador de tu redacción.
  • Si te bloqueas, haz otro Mapa Mental para superarlo. Dibujando de nuevo una imagen central volverán a surgir nuevas ideas y pensamientos.
  • Revisa tu Mapa Mental y añade los últimos retoques a tu redacción, reforzándola con nuevas citas o referencias. 

Cómo crear Mapa Mental de un examen

  • Lee el examen de forma detenida y selecciona aquellas preguntas que vas a contestar.
  • Anota en un Mapa Mental mini cualquier idea o pensamiento que te venga a la cabeza al leer las preguntas.
  • Decide el orden en el que vas a responder a las preguntas y el tiempo que puedes dedicarle a cada una de ellas.
  • Haz Mapas Mentales con ideas espontáneas de todas las preguntas, sin centrarte en responder la primera pregunta con todo detalle. Así, tu mente explorará todo el examen y podrás contestar todas las preguntas por igual. 
  • Vuelve a tu primera pregunta y haz un pequeño Mapa Mental para que sirva como marco de respuesta. La introducción corresponderá a la imagen central, mientras que las ramas principales serán las las siguientes ideas a desarrollar. 
  • Conforme vayas elaborando tu respuesta, podrás descubrir que se pueden entrelazar referencias, o cruzar conocimientos con tus propios pensamientos o asociaciones. 
  • Si sigues estos pasos, tu respuesta demostrará al examinador que tienes no solo un conocimiento profundo del temario, sino también capacidad de análisis y de integración. 

Cómo crear Mapa Mental de un proyecto o informe: 

Estos proyectos implican realizar, habitualmente, profundas investigaciones y una presentación escrita, gráfica y oral. El enfoque que se le da a este tipo de Mapas Mentales es el mismo que se ha explicado para los ensayos y para los exámenes.

En primer lugar, hay que decidir cuánto quieres abarcar y en qué periodo de tiempo quieres hacerlo. Después, durante la fase de investigación, puedes utilizar los Mapas Mentales para tomar apuntes de fuentes, escribir los resultados de la investigación o para poner orden a tus ideas a medida que van surgiendo. 

Al igual que, como ya hemos mencionado, es una herramienta útil tanto para la elaboración de ensayos como para la realización de exámenes, también es práctico para conseguir que un proyecto esté más centrado, a la vez que sea creativo y original. 

Cómo crear Mapa Mental maestro: 

En el caso de estar cursando estudios de larga duración, los Mapas Mentales los puedes aprovechar para reflejar las principales subdivisiones, temas, teorías, personalidades o acontecimientos sobre la asignatura en cuestión. 

Incluso cuando leas un libro o asistas a una conferencia, puedes añadir los las competencias adquiridas a tu Mapa Mental. Las personas que ya lo han hecho observan tendencias satisfactorias, pues han comenzado a adentrarse en nuevas disciplinas. Lo cual no significa que el conocimiento se esté desintegrando, sino que este es cada vez más profundo y que se está relacionando con otras áreas de conocimiento. De hecho, los grandes pensadores a lo largo de la historia han descubierto poco a poco que todas las disciplinas están relacionadas entre sí. 

Mapas Mentales para reuniones: 

Hacer Mapas Mentales en tu trabajo puede aportarte grandes beneficios y, sobre todo, facilitarte la vida laboral y hacerla mucho más productiva. Incluyen la creatividad conjunta, el análisis en grupo, la toma de decisiones grupal y el trabajo en equipo. Es decir, se convierte en un vehículo para que la persona conecte con el universo de su mente para luego realizar aportaciones al grupo. 

A nivel grupal, el Mapa Mental se convierte en un reflejo externo del pensamiento grupal o de la memoria del grupo. Es como si se creara una especie de cerebro grupal independiente, que es la suma de la energía de los cerebros individuales de cada miembro del grupo. Para ello, habrá que seguir siete pasos principales: 

  • Definir el tema: elegir un tema con claridad y decisión y fijar los objetivos principales. 
  • Brainstorming individual: dedicar al menos una hora a realizar un Mapa Mental a nivel individual, que incluya ideas espontáneas ordenadas en ramas principales.
  • Pequeño debate en grupo: el grupo se divide en grupos de entre tres y cinco personas, los cuales compartirán sus ideas y añadirán las ideas de sus compañeros a sus propios Mapas Mentales. 
  • Creación del primer Mapa Mental de múltiples mentes: mediante una hoja de papel de gran tamaño o una pantalla gigante, el grupo creará su primer Mapa Mental de forma conjunta y colaborativa, seleccionando las ideas de orden básico en las ramas principales y utilizando los colores y códigos que reflejen los puntos más relevantes. 
  • Incubación: es imprescindible hacer una pausa y dejar que el Mapa Mental “repose”. 
  • Segunda reconstrucción y revisión: después, se necesita repetir las etapas dos, tres y cuatro para recoger los resultados de los pensamientos que han planteado anteriormente. Es decir, en primer lugar se harán Mapas Mentales individuales, para luego volver a hacer Mapas Mentales en pequeños grupos y, finalmente, crear un segundo Mapa Mental en grupo. Así, podrán comparar los dos grandes Mapas Mentales realizados a nivel grupal para tomar la decisión final. 
  • Análisis y toma de decisiones: en la última etapa, el grupo utiliza los dos Mapas Mentales para tomar decisiones importantes, hacer planes y fijar objetivos. 

Como hemos visto, los Mapas Mentales se pueden utilizar en diferentes ámbitos de la vida. Ya sea a nivel personal o a nivel profesional, es ya la herramienta considerada por muchos para utilizar y aprovechar al máximo las capacidades de la mente humana.