Más allá del Design Thinking

Más allá del Design Thinking

Speculative Design y otras disciplinas del diseño para generar ideas disruptivas

¿Cuál es el rol del diseño de hoy en día? 

“El diseño es invisible pero siempre estuvo ahí”

El diseño, desde siempre, ha sido el puente entre las necesidades y motivaciones de las personas y la tangibilización de esas ideas en productos, servicios, negocios e incluso experiencias. 

El problema del diseño actualmente es que, para muchos, es algo lejano e incluso invisible. Siempre se ha tratado como una disciplina de estética, pocas personas han visto que sea algo que vaya más allá. 

Poco a poco, el diseño es más conocido y cada vez son más las personas que entienden el valor que este aporta en los negocios. En la gran mayoría de organizaciones, el diseño no solo se trata de estética, sino que también es proceso y estrategia. 

Para comprender esto, es necesario visibilizar el valor de metodologías tan populares en la actualidad como es el Design Thinking o Pensamiento de Diseño

Desde hace años, ya conocemos la importancia de situar a las personas en el centro de la organización. El Design Thinking es una herramienta que permite resolver problemas enfocándose en las personas. La cuestión es, ¿Es posible utilizar el Design Thinking para crear soluciones innovadoras?¿Se pueden solucionar problemas actuales de la sociedad? 

En este post aprenderás sobre el Design Thinking y las variantes del Speculative Thinking: Critical Design, Future Design y Design Fiction. Todas ellas son disciplinas que proporcionan diversas herramientas que ayudan a reflexionar e innovar. 

Design Thinking

Se trata de una metodología de resolución de problemas cuyo último fin es alinear las necesidades de las personas con aquello que tecnológicamente es viable para generar valor

Características

  • Contextual: Considera todas las variables que afectan al problema.
  • Creativo: trata de descubrir nuevas formas de hacer las cosas.
  • Práctico: todo el pensamiento se plasma en la realidad y se testea para comprobar que es tecnológicamente viable
  • Transdisciplinario: recurre a diferentes campos de conocimiento como la psicología, antropología, ingeniería, economía…
  • Centrado en el usuario: genera valor a partir de las necesidades de las personas, situándolas siempre en el centro.
  • Analítico: en función del contexto reforma su reto 
  • Iterativo: es un proceso de prueba y error, las soluciones se testean una y otra vez para comprobar que funcionan. Cuantas más iteraciones se hagan, mejor resultado tendrá el diseño final. 
  • Estratégico: Apoya los objetivos más relevantes para todas las partes. 

¿Para qué sirve? 

El Design Thinking es una herramienta eficaz para construir modelos de negocio centrados en las necesidades de las personas. Por tanto, es una metodología eficaz para crear valor y conectar con nuestros clientes. 

Speculative Design 

Es una rama del diseño que se caracteriza por mirar la sociedad desde diferentes perspectivas y cuestiona continuamente el Status Quo, logrando así un mejor entendimiento de la realidad. 

Características 

  • Crítico: cuestiona el Status Quo.
  • Mundano/ Costumbrista: Usa un contexto basado en la vida cotidiana de las personas
  • Diegético: es narrativo y parte de una historia ya narrada
  • Inclusivo: Incluye a personas diversas con puntos de vista diferentes
  • Transdisciplinario: construye un mundo realista a partir de disciplinas variadas
  • Inesperado: asume que el mundo fluctúa continuamente, y que lo que voy sirve quizás mañana ya no. 
  • Atrayente: usa el humor y las tendencias actuales para captar la atención de las personas.
  • Social: se fomenta el diálogo, es accesible para todos

¿Para qué sirve? 

Sirve para entender mejor el contexto actual, comprender el presente y la situación en la que nos encontramos, nos abre las puertas para contemplar el futuro de forma diferente. Nos plantea modos alternativos de hacer las cosas. Por eso, sirve de inspiración para que muchas personas den rienda suelta a su imaginación y creatividad. Entre las diferentes ramas del diseño que se engloban en este concepto, hay tres principales:

  • Critical Design o Diseño crítico: comparte una visión crítica de diferentes aspectos de la realidad (sociales, culturales o éticos), con el objetivo de generar debate. Se utiliza sobre todo para crear espacios, objetivos o piezas de parte que se salen fuera de la norma. Asimismo, también invita a reflexionar sobre los problemas actuales de la sociedad. 
  • Design Future: es la disciplina que diseña nuevos productos o servicios inspirados en situaciones, contextos o problemáticas futuras. Plantea un nuevo marco estratégico sobre el que trabajar, centrándose en cómo las personas podrían vivir mejor en el futuro. 
  • Design Fiction: esta visión del diseño crea situaciones imaginarias o mundos que se salen fuera de nuestra realidad. Sirve para crear situaciones imaginarias pero realistas, que podrían llegar a acontecer en el futuro. Esto nos ayuda a imaginar cómo podríamos llegar a vivir en el futuro y genera sensación de realidad. 

“El gran fallo del Design Thinking es que es muy realista”

Conclusiones

En definitiva, el Design Thinking es la metodología más fiable para conocer a nuestro usuario y dar con soluciones que les aporten valor. Si lo que queremos es encontrar soluciones disruptivas, debemos cuestionarnos la realidad a través de otras metodologías de diseño dentro del Speculative Design. 

En Dothink Lab, siempre recomendamos situar a las personas en el centro, independientemente de las herramientas o recursos que vayamos a utilizar.

#DothinkLabPremium
Hibridación por síntesis

Definición e historia, Lienzo y modo de uso y Caso práctico